Teléfono:
Teléfono:
Llamadas Internacionales:
Contáctenos
Oferta Especial - Productos Mejor precio
Oferta Especial - Productos
Mejor precio

Especial Cialis Original
Comprar
Cantidad total € 0.00
Su pedido 0 items
Cantidad total
€ 0.00
Su pedido
0 items

Tramitar pedido

Aprende de la hipertensión, que síntomas tiene y como es su prevención

La presión arterial alta, es una enfermedad que hace de la suyas en más del 30% de la población mundial, siendo identificada cuando los valores arteriales superan los recomendados por los especialistas. La medición que se debe respetar es de 120 mm Hg/ 80 mm Hg, aunque puede llegar a ser de 100 mm Hg/ 60 mm Hg y considerarse normal.

Esta enfermedad, conlleva, a que las personas que padezcan de este cuadro, sean especialmente vulnerables a sufrir de complicaciones o enfermedades de mayor gravedad.

¿Cuáles son los síntomas de presión alta?

Una personas que se encuentre padeciendo de un cuadro de presión arterial alta no siempre presentara síntomas, la hipertensión silenciosa, es una realidad en más de un 25% de los hipertensos. Por lo que, siempre es relevante someterse a exámenes regulares que permitan descartar este tipo problemáticas.

Los síntomas de presión alta que un hipertenso tiende a presentar son:

Náuseas y malestares estomacales

Intensos de dolores cabeza, los cuales pueden también bajar a la zona de la nuca.

Problemas en la vista, como visión doble y borrosa.

Aumento de las palpitaciones, la cual debería variar entre las 60 y las 100 por minuto.

Problemas respiratorios, específicamente la incapacidad de conseguir suficiente oxígeno.

¿En qué se diferencia con la hipotensión?

A pesar de que la hipertensión es mucho más común y se considera como mucho más peligrosa, la hipotensión o la presión arterial baja también debe ser tratada. En estos casos, la tensión disminuye considerablemente, mostrando similares con los síntomas de presión alta.

Una persona que padece de hipotensión padece de:

Problemas en la visión, presentándose turbia

Mareos, náuseas y vómitos

Somnolencia y debilidades corporales

Vértigo

Prevención de la hipertensión arterial

Las medidas de prevención hipertensión arterial que se han demostrado eficaces, se centran principalmente en los cambios de la rutina diaria, esto significa, giros en la alimentación y en la cantidad de ejercicio. 

En el caso de la alimentación para prevención hipertensión arterial, se recomienda reducir considerablemente la ingesta de carbohidratos, optando por dietas que se centren en el consumo de frutas y vegetales ricos en vitaminas y minerales, las cuales son fundamentales para el mantenimiento de la salud de las paredes arteriales. 

Junto a esto, optar por disfrutar de una rutina de ejercicio diaria, de al menos 30 minutos, contribuye a mejorar la oxigenación de las células. 

Aparte de todo esto, existen casos en los que se considera vital optar por el auxilio extra de medicamentos que favorezcan a la oxigenación y a la reducción del colesterol. 

Métodos naturales de prevención hipertensión arterial

En la actualidad, la prevención de la hipertensión arterial y la búsqueda de evitar los químicos presentes en los fármacos, ha ayudado a descubrir una gran diversidad de plantas y hierbas que son capaces de ayudar a la regulación de la presión arterial.

De estas sobresalen:

Infusión de pasiflora, como una planta con propiedades calmantes, útiles pare reducir el estrés y la ansiedad, socorriendo al proceso de prevención de la hipertensión arterial.

Orégano, con su uso en la cocina, gracias a su capacidad de servir como condimento para la comida. Esto, permite la reducción o a eliminación de la sal en ciertos platos, cuyo abuso, es una de las principales causas de la hipertensión.

Infusión de cola de caballo, que servir como diurético. Por sus propiedades, esta contribuye en la eliminación de toxinas y de sodio en el organismo.

¿Cómo bajar la presión alta?

Una persona que se encuentre padeciendo de presión arterial alta de una manera crónica, aparte de los cambios en su dieta y el aumento de la actividad física diaria, se ve en la necesidad de consumir ciertos fármacos para su disminución y posterior control.

 Un remedio que contesta a la pregunta de cómo bajar la presión alta tiene que ser capaz de lidiar con el origen del problema que se encuentra causando el cuadro hipertenso, como la debilidad en las paredes arteriales o su estreches. 

Es de esta manera, que los medicamentos que pueden ser recetados llegan a variar desde algunos diuréticos que buscan reducir, principalmente, la cantidad de sodio en la sangre, hasta algunos que busque bloquear la enzima convertidora de angiotensina, con el fin de facilitar la circulación. 

Los betabloqueadores y los bloqueadores de calcio también son opciones relativamente comunes.

Remedios naturales

Aparte de las plantas anteriormente expuestas, que contribuyen con la prevención, el cómo bajar la presión alta por medio de plantas naturales, se centra en aquellas que tengan propiedades vasodilatadoras. Estas, lo que buscan, es relajar los vasos sanguíneos para que la sangre pueda fluir por todo el cuerpo sin obstáculo alguno, de estas, la lavanda, el gingko biloba y el espino blanco son las que sobresalen.