Teléfono:
Teléfono:
Llamadas Internacionales:
Contáctenos
Oferta Especial - Productos Mejor precio
Oferta Especial - Productos
Mejor precio

Especial Cialis Original
Comprar
Cantidad total € 0.00
Su pedido 0 items
Cantidad total
€ 0.00
Su pedido
0 items

Tramitar pedido

Ármate contra las Infecciones Urinarias, sintomas y tratamientos

¿Qué son las infecciones urinarias?

Una infección urinaria se produce como consecuencia al ataque de un microorganismo al sistema unitario, el cual, puede afectar cualquiera de los órganos o tejidos que lo componen, desde la vejiga y riñones hasta la uretra. 

Las bacterias son consideradas, usualmente, las culpables de este tipo de infecciones urinarias, siendo la Escherichia Coli también conocida como  E. Coli, una de las más comunes. No obstante, las afecciones de esta naturaleza también se pueden producir por virus y por parásitos, aunque en una menor proporción.

Este tipo de males, tienden a ser más comunes en los niños y varones recién nacidos, sin embargo, después del primer año de edad, las féminas son hasta 10 veces más propensas. 

¿Cómo están originadas?

Las infecciones que se presentan en el aparato urinario pueden producirse únicamente de dos maneras:

Por medio del flujo sanguíneo, la menos común y la más difícil de contraer. En estos casos, el primer órgano que se ve afectado, son los riñones

Y, por el extremo de las vías urinarias, esto quiere decir, directamente por la uretra. Cuando se trata de esta clasificación de infecciones del tracto urinario, las principales causas de su aparición, están derivadas a descuidos en cuanto a la higiene, a una disminución de la cantidad de agua consumida lo que hace más propenso la acumulación de toxinas e incluso, el simple hecho de posponer el momento de aliviar la necesidad de orinar. 

Todo esto, contribuye a que los agentes infecciosos puedan hacer de la suyas.

Cuáles son los síntomas de infección en vías urinarias

Cuando se trata de las señales de que una persona está atravesando por infecciones urinarias de este tipo, el ardor a la hora de orinar y la frecuencia del alivio es la primera de ellas. 

A estos síntomas infección urinaria, se les une:

Orinar en pocas cantidades

Orine turbio, de color marrón o rojo, lo que significa, presencia de sangre.

Producción de orine con olor fuerte y ácido.

En ocasiones, se puede lucir dolores en la zona pélvica. 

Síntomas infección urinaria

Dependiendo de la ubicación de la infección, los síntomas de infección en vías urinarias pueden variar, siendo en ocasiones un tanto más molestas y en otros, más extensos. 

En cuanto a la vejiga, los Síntomas infección urinaria no se presentan signos extras a los ya establecidos. 

En el caso de que la infección que se sitúan en los riñones, aparte de los anteriormente descritos, la fiebre, los temblores y los vómitos los acompaña, junto a los dolores en la espalda.

Por último, las infecciones en la uretra, aparte de los síntomas de infección en vías urinarias básicos, las secreciones se unen a la lista. 

Diagnóstico de infecciones del tracto urinario

En el momento en el que los primeros síntomas de una infección en el tracto urinario empiezan a mostrarse, lo más recomendable es consultar con un médico especialista que se encargue de identificar el tipo y la ubicación.

Esto, se logra mediante 2 tipologías de estudios principales. Uno físico, que busca conseguir algún tipo de hinchazón o molestias en el abdomen y un análisis de sustancias, desde sangre, hasta orina y secreciones, esto, con el fin de identificar la bacteria.

En ocasiones, se pueden recomendar exámenes médicos, como la citoscopia, las ecografías y la urografía que facilitan observar los daños y el estado de los órganos.

Tratamientos

Los procedimientos que son recetados para lidiar con las infecciones del tracto urinario que se consumen, dependerá del tipo de agente causante del mal, bacteria, virus o parásito. 

Es así, como en el caso de las bacterias, únicamente se recetaran antibióticos, como el trimetopim o la ampicilina. Mientras, que en el caso de los virus, los simples antivirales serán capaces de acabar o tratar apropiadamente con el cuadro infeccioso, para estos casos, el Aciclovir.

En el momento en el que un remedio es recetado, es importante mantener un del desarrollo y respetar sencillas reglas, como beber altas cantidades de líquidos, especialmente de agua, evitar el cigarro y reducir el consumo de comidas altamente condimentadas. 

Riesgos y Consecuencias

Un deficiente tratamiento de alguna infección urinaria, puede terminar resultando, en:

Infecciones recurrentes y más complicadas

Perjuicios permanentes en el órgano que se vea afectado, siendo en la mayoría de las ocasiones, los riñones

Si una mujer se encuentra embarazada, una infección de esta naturaleza podría conllevar a un aumento de las probabilidades de no terminar el embarazo

Constricción de la uretra, presentándose cuadros de uretritis severos.