Teléfono:
Teléfono:
Llamadas Internacionales:
Contáctenos
Oferta Especial - Productos Mejor precio
Oferta Especial - Productos
Mejor precio

Especial Cialis Original
Comprar
Cantidad total € 0.00
Su pedido 0 items
Cantidad total
€ 0.00
Su pedido
0 items

Tramitar pedido

¿Qué información tienes sobre enfermedades veneras? ¿Qué sabes del herpes?

¿Qué son las enfermedades venéreas?

Las enfermedades venéreas son todas aquellas que únicamente pueden ser contagiadas durante un encuentro sexual o cualquier tipo de contacto de esta misma naturaleza.

En la actualidad, existen más de 20 tipologías diferentes de enfermedades venéreas, todas producidas por agentes bacterianos únicos, que provocan manifestaciones características y por supuesto, generando resultados de diferentes niveles de gravedad dependiendo del tipo que ataque. 

Cuando se trata de las enfermedades venéreas más contagiadas, los herpes genitales fácilmente lideran las encuestas.

¿Qué es el herpes genital?

Los herpes genitales son una de las enfermedades más comunes en todo el mundo, llegando a presentarse en el 17% de la población que va desde los 14 a los 49 años en los Estados Unidos. 

Lo que es el herpes genital, es el ataque de un virus especial que ataca rápidamente. De él, existen dos clases, uno llamado el herpes simple tipo 1, el VHS-1, y el segundo, el tipo 2, VHS-2

De ambos, el más común es el primero, el cual puede aparecer en la boca con el nombre de herpes oral. Se debe recalcar, este no es curable pero si manejable.

De la información de herpes que se ha logrado recolectar, ambos virus se presentan en las segregaciones genitales, usualmente producidas por la vagina o por el pene, aunque su presencia en el recto también le permite ser un área de contagio.

Información de herpes más relevante

Tener acceso a la información de herpes necesaria, le brindara la posibilidad, especialmente a las poblaciones más vulnerables, de evitarlo o tratarlo en el momento indicado para evitar sus resultas. Las cuales, a pesar de no ser realmente graves sino, en ciertos casos en particular, sigue siendo relevante hacerse cargo de él, con la mayor celeridad posible para acabar con sus incomodidades. 

Contagio. El herpes al ser una enfermedad que se usualmente se contrae por medio del coito, erróneamente se considera que exclusivamente puede proliferarse por medio del contacto sexual con una persona que se encuentre contagiada; siempre y cuando, no se utilice ningún tipo de protección como un preservativo o un protector bucal de látex. 

No obstante, se ha demostrado que son igual de comunes, los casos en los que el virus VHS-1 se transmite por medio de contacto entre bocas. Ya sea, por la saliva o por la existencia de ulceras bucales e incluso, por contacto directo con las llagas que se tienden a producir.

Aparte, una mujer embarazada logra contagiar a su hijo, tanto durante el embarazo como en el parto.

Diagnóstico. En la mayoría de las ocasiones, la presencia de algunas de las señales, ya sea un herpes vaginal o genital en los varones, se puede diagnosticar a simple vista; pero, preferiblemente, se tienden a recolectar muestras de la llaga o de sangre con el fin de confirmar.

Prevención. La abstinencia siempre será considerada la manera idónea de evitar el contagio de cualquier tipo de enfermedad venérea, no obstante, cuando se trata del herpes oral; se debe evitar cualquier tipo de contacto bucal con alguna persona que posea dicho virus. 

¿Cómo se identifica el herpes vaginal?

Cuando se trata del herpes genital, especialmente del herpes vaginal, los signos que se presentan son fáciles de capturar y de reconocer. 

En el caso del tipo 1, todo comienza con la aparición de ampollas que generan comezón, no solamente en la zona, sino también en los muslos, en el ano e incluso, en ocasiones, en el cuello uterino. 

Aparte, se puede presentar dificultad  a la hora de orinar, debido a un bloqueo o la hinchazón por culpa de las llagas formadas; con menos frecuencia, hay dolores en la zona.

Si se trata del herpes vaginal tipo 2, a las manifestaciones anteriormente descritas, se le unen la fiebre, los dolores de cabeza, el cansancio y el dolor en el cuerpo. Es fundamental acudir a un especialista debido a que en ocasiones es confundido con cuadros de gripe o de virus respiratorios. 

¿Cómo se tratan los herpes genitales?

Considerando la naturaleza y lo que es el herpes genital, los medicamentos que deben ser recetados para su control, recordando que estos no tienen cura definitiva, son los antivíricos. Este tipo de remedios lo que buscan es ayudar a lidiar a la persona de los peores signos, como la comezón y las llagas, y disminuir la recurrencia.

De esta manera, aquellas medicinas que más son recetas son el Aciclovir y el Valaciclovir, aparte, existen casos particulares que el famciclovir también es agregado a la lista.